Wiki Akatsukinoyona
Advertisement
Wiki Akatsukinoyona
¡Alerta de Spoilers!

Este artículo contiene información detallada de parte de la trama o argumento. Leer bajo tu propia responsabilidad.


Ik-soo
Kanji イクス
Rōmaji Ikusu
Descripción física
Género Masculino
Edad 33
Estado personal
Ocupación Sacerdote
Estado Vivo
Relaciones
Familia Desconocida
Aliados Yoon

Yona
Hak

Media
Seiyū Junichi Kanemaru
Anime Episodio 6
Manga Capítulo 11

Ik-Soo (イクス, Ikusu) es el guardián de Yoon y el sumo Sacerdote del Reino de Kouka. Él vive en el aislamiento y pasa sus días rezando a los dioses para la orientación y la felicidad de las personas.

Él reveló una profecía a Yona que marcó el inicio de su búsqueda de los cuatro dragones guerreros.

Apariencia[]

Ik-Soo es un hombre alto y delgado que a menudo esta cubierto de barro. Sin embargo, su atuendo cómodo y algo desalineado consiste en una sencilla túnica blanca, pantalón del mismo color con orillas (en la parte inferior de esta prenda) un poco maltratadas, un obi color verde claro y un par de sandalias de paja.

Él tiene cabello cabello rubio claro y rizado, por lo cual su peinado consiste en una trenza en la parte posterior de su cabeza y un flequillo largo que cubre sus ojos de color violeta.

Ik Soo.png
Apariencia full
Latest (1)2.png
Ojos descubiertos

Personalidad[]

Ik-Soo es una persona extremadamente amable y torpe. Es tranquilo y muy positivo, ayudando siempre que puede a quienes lo necesiten, sin embargo es consciente de que no puede ayudar a todos y eso le angustia. A pesar de que tiene la "cabeza en las nubes", él puede llegar a ser serio y maduro. Según Yoon, él no puede mentir.

Historia[]

Ik-Soo viajando

Cuando Ik-Soo era joven, él era un sacerdote en formación durante el reinado del rey de la época, Yu-Hon. Él y su predecesor fueron exiliados del Castillo Hiryuu debido a la opresión de Yu-hon. No se sabe nada acerca de cómo Ik-soo y su amo vivieron sus vidas después de haber sido desterrados. Sólo se reveló más tarde que Ik-soo recibió granos de oro de él y comenzó a viajar por el país para ayudar a las personas necesitadas.

Durante su viaje, se encontró con Yoon en la Aldea de Touka tras ser atacado por él. Debido a la lesión contra los ataques de Yoon, fue invitado por Yoon para pasar una noche en su casa. Mientras que él estaba dormido, sintió a Yoon frotando un medicamento en su lesión. Al día siguiente, le dio a Yoon una patata que él había negoció por sus zapatos como un agradecimiento por sanarlo. Yoon lo encontró extraño y preguntó si todas las personas son como él lo que él contestó que no. Durante su conversación, Ik-soo descubrió los deseos de Yoon y su amor por los libros, y le prometió que le traería éstos para él.

Antes de irse, Ik-soo hizo sandalias de paja y le enseñó a Yoon. Se asombro por el rendimiento de Yoon, notando como él puede hacer las cosas con una sola mirada. Yoon le dio las sandalias que hizo como pago por enseñarle e Ik-soo se embarcó en su viaje.

Después de mucho tiempo, regresó a la casa de Yoon y se disculpó por no traer nada a casa, porque todos los objetos fueron robados por personas que querían los granos de oro. Entonces él le dijo que iba a vivir lejos de la gente y que vino a despedirse. Sin embargo, fue detenido por Yoon y él le pidió que lo llevara con el e incluso si él no podía cumplir su sueño. Ik-soo cumplió con su petición y ambos vivían debajo de los acantilados en algún lugar de la tierra de la tribu del viento.

Sinopsis[]

Arco de la Profecía[]

Ik-Soo entra en su casa para decirle algo a Yoon, pero entonces nota que Yona ya está despierta y se presenta como el guardián de Yoon. Ik-Soo se larga a llorar al ver lo mucho que sufrió desde que abandonó el castillo, y Yona le pregunta cómo sabe quién es, a lo que él responde fácilmente, para disgusto de Yoon. La princesa se entera de que él es el sacerdote y que fue expulsado del castillo hace tiempo. Entonces, Yoon, quien odia a la realeza, la critica por su ignorancia. Hak comienza a despertarse, haciendo que Yona se preocupe, pero Ik-Soo la tranquiliza mencionando que el Dios de la muerte aún no se lo llevará. Seguidamente pide a Yoon que hable con más delicadeza, ya que ella también se está esforzando. Esa noche, Ik-Soo sueña con Yona y el futuro del reino.

Ik-Soo hablando con Yona sobre la profecía

A la mañana siguiente, Ik-Soo se encuentra lorando. Explica a Yona que su vida no puede ser pacífica, y procede a transmitirle la voz de dios; una profecía referente a la leyenda del Dragón Rojo. Ik-Soo explica además que si Hak sigue siendo su único aliado, eventualmente morirá, sugiriéndole buscar a los cuatro dragones guerreros que mencionaba la profecía. Yona duda sobre si ellos prestarán sus poderes para sus razones egoístas, a lo que Ik-Soo comenta que es un milagro que siguiera con vida; por lo que si encuentra a los dragones, no será por una razón personal, sino porque es su destino. El sacerdote da tiempo a Yona para pensar. Poco después, Yona decide seguir su consejo, e Ik-Soo le pide que lleve a Yoon con ella en su viaje.

A la mañana siguiente, Yona, luego de intentarlo, le dice a Ik-Soo que no llevará a Yoon con ella, ya que no quiere destruir a una familia.

Ik-Soo y Yoon

Él aprecia su intento, y decide preguntarle por su cuenta. Entonces, sale de su casa y es acorralado por Yoon, quien le pregunta a dónde quiere que vaya. Ik-Soo insiste en que se vaya a observar el mundo exterior, garantizando que estará bien sin él. Esto genera una pelea entre ellos, y Yoon se va del lugar. Posteriormente, Yoon, al comprender que las intenciones del sacerdote son para su beneficio, acepta. Ik-Soo admite sentirse triste, y ambos lloran juntos.

Arco de la Tribu de Fuego[]

Tiempo después, debido a su torpeza y hambre, su casa se encuentra hecha un desastre y él inconsciente en el suelo. Yona y su grupo llegan, y Yoon lo trata y regaña por no poder hacer nada solo. Luego de esto, observa al grupo y se sorprende de que esté tan animado. Yoon procede a preguntarle qué es la "Espada" y el "Escudo" que protegen al rey dichas en su profecía. Ik-Soo les dice que la espada y el escudo tardarán aún más en aparecer, y que cuando el momento llegue, ellos lo sabrán. Entonces, Zeno comienza a cuestionar a Yona sobre si planea recuperar el trono tomado por Soo-Won, mientras que Ik-Soo observa la situación en silencio.

Ik-Soo hablando con Yona

Más tarde, él se reúne con Yona cerca de una cascada, y le pregunta si está pensando en lo que Zeno dijo. Yona comenta que antes de volver al castillo protegerá a los ciudadanos de Kouka. Seguidamente ella comenta su encuentro con Soo-Won, y cómo no pudo hacer nada aún cuando creyó que lo odiaba. Ik-Soo intenta consolarla con palabras amables, y se compara con Hiryuu quien, a pesar de todo lo que le hicieron, amaba a los humanos.

El grupo de Yona queda en su casa durante un par de días. Yoon decide ir de visita a una aldea para entregar provisiones, y como éste se llama a sí mismo hipócrita, Ik-Soo lo abraza y le dice que en realidad es un chico amable. Como el grupo sigue a Yoon, todos se van.

Relaciones[]

Yoon[]

Antes de unirse a Yona y los demás, Yoon se encargaba de Ik-soo y siempre lo regañaba por ser extremadamente torpe. A menudo le llamaba como un sacerdote falso y lo insulta diciendo que Dios ya lo ha abandonado. Sin embargo, él se preocupa mucho por él y nunca se separan.

Después de escuchar la conversación de Ik-soo con Yona, él se enfureció con él y resultó herido después de decir que puede cuidar de sí mismo, incluso sin Yoon. Como él cree que la intención de Ik-soo era por su bien, finalmente partió con Yona y Hak.

Yona[]

Yona ve Ik-soo como su difunto padre, el rey Il, debido a su similitud de personalidades; fiable, llorón y cabeza hueca. A pesar de eso, se le considera como una persona muy amable y le resultaba difícil pedir el favor de tomar a Yoon porque no quería separarlos. Yona sigue el consejo de Ik-soo para buscar los cuatro dragones guerreros legendarios y hacerlos sus aliados para poder sobrevivir.

Habilidades[]

Escuchando la voz de Dios

Al ser un sacerdote, Ik-Soo es capaz de fácilmente saber de hechos aunque no los haya presenciado. Esto probablemente se deba a la "voz de Dios".

  • Voz de Dios: Ik-soo puede transmitir la voz de Dios y revelar profecías sobre el futuro de las personas en Kouka. Él utilizó esta capacidad para ayudar a Yona y darle orientación sobre lo que va a hacer en su vida. Sin embargo, se cansa y agota rápidamente después de usarlo.

Referencias[]

Navegación[]

Personajes
El Dragón Negro y el Feliz Grupo de Hambrientos
Miembros YonaHakYoonJae-HaShin-AhKijaZenoAo
Reino de Kouka
Generales de las Tribus Han Joo-DohKan Kyo-GaAn Joon-GiTae-WooLee Geun-Tae
Realeza HiryuuYak-ShiRey IlSoo-WonYonaYu-Hon
Tribus
Tribu del Cielo Soo-WonRey IlYu-HonKye-SookMin-SooRapaHyuriKashiYong-Hi
Tribu de Fuego Kan Soo-JinKan Tae-JunMi-RaeHeuk-ChiKil-SungIguni
Tribu del Viento Son MundokTae-YeonHan-DaeSakiAyame
Tribu de Agua An LiliTetoraAyuraHiyouRamal
Tribu de Tierra Yun-HoGi-GanPiratas de AwaYang Kum-JiYu-RiChul-RangTal-Gu
Dragones
Originales AbiGu-EnShu-TenZeno
Anteriores AoGarouPadre de KijaAntiguo Seiryuu
Actuales KijaJae-HaShin-AhZeno
Otros
Reino de Kouka Ik-SooOgiKayaAbuela de KijaTío de Kija
Imperio Kai KalganLi HazaraAro
Reino de Sei TsubaruKushibi
Reino de Xing TaoKourenVoldAlgiraMizariNeguroYotakaGobiNamsek
Advertisement