FANDOM


Capítulo 78
Capítulo 78
Kanji 四泉を蝕むナダイ
Rōmaji Shisen wo mushibamu nadai
Información
Arco Arco de la Tribu de Agua
Volumen Volumen 14
Navegación
Capítulo 77 Capítulo 79

El nadai deteriorando Shisen (四泉を蝕むナダイ, Shisen wo mushibamu nadai) es el capítulo 78 del manga de Akatsuki no Yona.

SinopsisEditar

Shin-Ah cierra los ojos
¡Spoilers! Esta sección del artículo puede revelar detalles de la trama o argumento que tal vez no quieras saber.

Al inicio del capítulo, todo el grupo se encuentra preocupado por el estado de salud de Jae-Ha, mientras escuchan sus gritos incesantes de dolor en su habitación. 

Yoon y Yona le preguntan muy preocupados a Hak sobre
Shin-Ah observando a Jae-Ha

Shin-Ah observa a Jae-Ha

su estado, pero éste se limita a decirles que se encuentra muy mal, y no les permite pasar a verlo, ya que probablemente él no querría que nadie lo viera en ese estado. Más tarde, Jae-Ha se despierta y ve a Yona durmiendo a su lado. Hak se acerca y le dice que no es propio de él ser tan descuidado, y más ser forzado a tomar algo. Jae-Ha le responde que eligió tomarlo pero Hak le recuerda que no debió hacerlo, y Jae-Ha se disculpa.

En ese momento, Yona y los demás se despiertan y le preguntan cómo se encuentra. El Dragón Verde les responde que se encuentra bien, mientras intenta incorporarse, aún temblando. Al ver eso, Hak le fuerza a acostarse de nuevo diciéndole que se duerma. Yona y Kija le exigen que se duerma también, aunque ellos mismos no hayan dormido casi nada. Yoon le explica que intentaron que echara lo que se había tomado mediante la fuerza, gracias a un puñetazo de Hak en su estómago, pero no funcionó. También le advierte sobre posibles síntomas si se tratara de una droga fuerte, pero Jae-Ha le dice que ya está acostumbrado a las drogas, sorprendiéndo a todos.

Éste intenta retirarlo diciendo que mintió,
Jae-Ha detiene a Yona

Jae-Ha detiene a Yona

pero los demás ya comentan que es alguien demasiado peligroso, e incluso proponen atarlo o sedarlo para que duerma y no se mueva. Finalmente, Jae-Ha se despierta más tarde completamente atado, y se da cuenta de que Shin-Ah lo está observando en silencio sentado delante de él. Le pregunta dónde están todos y que es lo que está haciendo, y Shin-Ah le responde que se fueron y que él se quedó a cuidarlo y vigilarlo. Además, le dice a Jae-Ha que los demás fueron al lugar dónde estuvo ayer. Al escuchar eso, Jae-Ha corta rápidamente sus cuerdas con una cuchilla y le dice a Shin-Ah que se aparte. Ya en la ciudad el grupo se encuentra investigando el lugar, cuando Yona tiene el presentimiento de que alguien los observa, pero en ese momento encuentran un cádaver en el río. Un ciudadano les dice que probablemente perdió el equilibrio y se resbaló a causa de la lluvia. Hak comenta que las personas que viven ahí son realmente extrañas, ya que aunque alguien haya muerto nadie se inmuta.

En ese instante, unos fuertes gritos de un hombre los alertan, y cuando Kija se acerca a él para ayudarlo, éste le grita que se aleje. Yoon le dice a Kija que no es su culpa, ya que esa persona no está cuerda y está sufriendo los mismos síntomas que Jae-Ha. Yona se pregunta qué sucede en esa ciudad, cuando se encuentran con un aldeano. Éste les dice que deberían irse cuanto antes, ya que la adicción a las drogas está desenfrenada. Yona le pregunta por qué ocurre en la zona costera, y el aldeano le responde que es por culpa de los comerciantes del sur del Imperio Kai. Éstos hacen contrabando e introducen una droga llamada Nadai dentro de la Tribu de Agua. Nadie conoce esa droga ya que no circula por el Reino de Kouka, y por eso no saben los efectos que produce. Al principio, produce placer y alivia el dolor, pero poco a poco hace que la persona que la toma enloquezca. Les advierte de que si alguien ha probado el Nadai aunque sólo sea una vez tratará de volver a obtenerla, así es como los comerciantes propagan la droga, usando a las personas como ratas. Kija comenta que no puede creer que la Tribu de Agua, conocida por su tranquilidad y belleza, esté siendo mancillada y erosionada por el Nadai.

Yona les propone investigar un poco más,
Lili observando al grupo

Lili observando al grupo

pero en ese momento Jae-Ha la detiene, cargando a Shin-Ah de su pierna, quién se disculpa por no poder detenerlo. Éste advierte a Yona de que es muy peligroso involucrarse en los problemas de esa ciudad y le dice que deben irse cuanto antes, pero Yona le niega con la cabeza. Jae-Ha le grita, pero la princesa le dice que está viajando para poder acabar con el sufrimiento del pueblo, y que no puede dar marcha atrás. Además, le dice decidida que no puede perdonar a lo que le hizo daño, el Nadai. Al oír eso, Jae-Ha cambia de parecer, ya que sabe que ella no va a renunciar. Después, Hak le dice que no es propio de él elevar la voz así, pero Jae-Ha le responde que cuando está con Yona hace cosas que no son propias de él. Por otra parte, Yona vuelve a sentir que alguien los observa, aunque sin llegar a ver quién.

En el Castillo Suiko, An Lili regresa después de haber estado en Shisen, y les comenta a Ayura y Tetora que observó a un grupo de siete personas sospechosas, uno de ellos vistiendo ropas del Imperio Kai. Tetora le dice que seguramente se trate de contrabandistas, y Lili le responde que investigará ella misma a esas personas.

PersonajesEditar

※Por orden de aparición

NavegaciónEditar

Capítulos
Volumen 1 12345 Volumen 2 67891011
Volumen 3 121314151617 Volumen 4 181920212223
Volumen 5 242526272829 Volumen 6 303132333435
Volumen 7 363738394041 Volumen 8 424344454647
Volumen 9 484950515253 Volumen 10 545556575859
Volumen 11 606162636465 Volumen 12 666768697070.170.2
Volumen 13 71727374757676.1 Volumen 14 777879808182
Volumen 15 838485868788 Volumen 16 899091929394
Volumen 17 959697989999.1 Volumen 18 100101102103104105105.1
Volumen 19 106107108109110111111.1 Volumen 20 112113114115116117
Volumen 21 118119120121122123123.1 Volumen 22 124125126127128129
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.